Boletín de Propiedad Intelectual en México y el Mundo
17 de Julio, 2007
Boletín 6, Segunda Epoca
 
El rezago de la tecnología mexicana

En los últimos 25 años la tecnología registrada como patente en México ha crecido 4 veces pasando de 2000 patentes registradas en 1980 a 8000 registros en el 2005.

De esta tecnología registrada en México en el año de 1980 se tenían 168 patentes registradas por mexicanos y en el 2005 se registraron 274 patentes, siendo éste el año con mayor número registros nacionales.

Con estos números vemos cómo la tecnología registrada por mexicanos pasó de una proporción del 8% en el año de 1980, respecto del total, a un 3%, en los últimos 25 años, es decir que la participación en la tecnología registrada por mexicanos se redujo en más de un 50% dentro del contexto global.

Por otra parte y analizando el contenido tecnológico de las patentes mexicanas podemos prever que la tendencia al futuro que presentan los registros mexicanos es la de seguir disminuyendo, no porque no se haga tecnología en el país, sino porque el resto de los países han adecuado su estructura de investigación y desarrollo tecnológico hacia las nuevas tecnologías y se encuentran investigado nuevas formas de aplicar industrialmente sus propios desarrollos tecnológicos, además de que han ajustado sus legislaciones y administración a las nuevas formas de aplicación industrial de la industria y el comercio para permitir nuevos registros de las nuevas aplicaciones industriales, teniendo así una protección adecuada a las nuevas invenciones nacionales que les permiten solucionar problemas técnicos específicos.

Cabe señalar que en algunos años, de éste período de 25 años que se comenta, se puede apreciar como investigadores mexicanos tuvieron que irse al extranjero con sus inventos porque en México no podían registrarlos, dando como resultado que en alguno de estos años el número de registros de patentes de mexicanos fuera mayor en el extranjero que en México. Esta misma situación se vuelve a presentar cuando vemos como por la legislación que tenemos actualmente que no considera como patentables tecnologías que ya se usan en la industria y el comercio y de las cuales hay industriales y técnicos mexicanos con desarrollos propios y que por no tener la posibilidad de obtener su protección en México prefieren llevarse su invento al extranjero. Además de la confianza en la protección que puedan tener en el registro que les es otorgado.

Analizando el contenido tecnológico de las patentes y haciendo diversas investigaciones comparativas de las patentes mexicanas registradas en México con varios países (Instituto Queen Mary de Investigación en Propiedad Intelectual, Universidad de Londres, 2005) se puede observar que para el registro y catálogo de la tecnología hay un código internacional conocido como la Clasificación Internacional de Patentes mediante el cual la mayoría de las oficinas de patentes en el mundo (incluyendo la oficina mexicana) la usan para clasificar de acuerdo a su aplicación industrial los inventos cuyo registro y protección les es solicitado. Esta clasificación internacional tiene en uno de sus niveles más generales 624 posibilidades para catalogar mediante un código (una combinación de letras y números) las patentes en proceso de registro y al mismo tiempo ese código nos permite identificar específicamente el uso de una tecnología fundamentalmente con un doble propósito: por un lado, facilitar el trabajo a quien hace la labor de clasificación de la tecnología (el examinador de patentes); y, por otro lado, les facilita a quienes buscan una tecnología específica el encontrar aquélla que les es más adecua para resolver algún problema tecnológico que tengan; por ello es que se reconoce a esta clasificación como el medio más idóneo para encontrar la solución específica a un problema técnico en concreto.

Es importante señalar que en los 25 años que se comentan se registraron en total de 5,229 patentes de mexicanos en México, si consideramos que de las 624 posibilidades de aplicación industrial que tienen de las patentes conforme a su catálogo, en México tenemos más de 130 área técnicas sin un solo registro de patentes por parte de mexicanos (sin considerar aquéllas en las que sólo hay un solo registro), siendo éstas áreas técnicas en las que seguramente o no hay investigación y desarrollo o no existen grupos técnicos que trabajen en soluciones técnicas nuevas en esas áreas industriales o comerciales o por su interés económico se prefiere la adquisición de la tecnología proveniente del extranjero.

Lo que nos plantean estos resultados es la necesidad de realizar un análisis urgente y a detalle por parte de los sectores involucrados en el desarrollo tecnológico, industrial y educativo en el país, para revisar sus planes y programas de investigación o estudio con el objeto de enfocarlos a las áreas de tecnología no desarrolladas en México o al establecimiento de líneas de investigación con prioridad en el país. Porque debemos tomar en cuenta que el desarrollo y la protección de la tecnología en otros países sigue adelante y en el caso de México y la evidencia así lo demuestra, simplemente el avance tecnológico no se ha dado.

Debemos realizar las reformas que nos permitan lograr de manera integral las modificaciones estructurales en el ámbito administrativo y jurídico para buscar un desarrollo de la tecnología mexicana y en consecuencia una participación mayor en la protección de patentes en México y el mundo y pretender dejar de estar en el rezago dentro del rezago ya existente.

www.marcas.com.mx agradece la colaboración de:
Manuel Márquez
Socio Administrador del Despacho L.L. & M. M. Consultores, S.C.
Teléfono: +52 55 5211-8319
www.ll-mm.com
E-Mail: manuel_marquez@ll-mm.com

Julio 2007


Comentarios
Comentario
Calificación
Excelente Art''iculo
Estoy por hacer lo que anuncias en uno de tus parrafos, patentar mi invento en otro país.
Excelente articulo
De que forma las legislaciones extranjeras se han ajustado para permitir nuevos registros?
OPINO QUE EN CUANTO A LAS VIOLACIONES DE DERECHOS DE AUTOR Y DE MARCAS NO HAY MAS QUE UN CIRCULO DE MALA FE COMO EN TODOS LOS ORDENES DE NUESTRA SOCIEDAD Y QUE OBVIAMENTE DA PALO EL QUE TENGA LANA-- TANTO EL IMPI COMO EL INDA Y LOS MECANISMOS LEGALES QUE DEBERIAN DE HACER RESPETAR LA LEYES QUE PROTEGEN A INDUSTRILALES COMO A ARTISTAS NO SIRVEN PARA NADA YA QUE SUCUMBEN ANTE EL DINERO Y EL INFLUYENTISMO.-
ATTE. CARLOS MACHADO
Y LOS NOMBRES DE LOS MEXICANOS

Escribe tu comentario sobre este boletín
Comentario
Calificación