============================================================
                      Marcas.com.mx
  "Boletín de Propiedad intelectual en México y el Mundo"
============================================================
                   http://www.marcas.com.mx ............................................................
Abril 14, 2001                                   Boletín #54
............................................................
Competencia desleal

Por: Lic. Luis Miguel Hernández

Bruselas.- Uno de los resultados de la globalización en materia de Propiedad Industrial se ha reflejado, particularmente, en el interés de empresas de un continente por comercializar productos que parecen venir de otro, dotándolos en esta forma de un valor agregado del cual carecen.

Precisamente el mercado de productos mexicanos, en materia de alimentos y bebidas, ha sido uno de los más claros casos, en los que empresas de países del viejo continente, han comercializado productos cuya presentación hace pensar al consumidor que se trata de productos mexicanos.

Infinidad de salsas, tequilas, varias cervezas y alimentos en lata, se comercializan, en los supermercados, disfrazados de productos mexicanos, con evidentes leyendas en español  u ostentando en sus etiquetas algún diseño con motivos mexicanos.

Otro de los productos que más ha sufrido, pero en otros tiempos, con este tipo de comercio ha sido el Champagne.

Francia ha tenido que realizar importantes intervenciones en muchos Tribunales del mundo a través de las asociaciones de productores de Champagne y particularmente en Francia, para defender la denominación de origen y evitar que se fabrique otra bebida que parezca Champagne, haga mención de usar el mismo método para obtenerlo o utilice la imágen o símbolos franceses en productos similares.

Como resultado de esta tremenda lucha, que al final han ganado los productores de Champagne, ésta denominación de origen se opone no solamente a productos similares o con métodos iguales al del Champagne, sino ha llegado al límite de impedir su utilización hasta en perfumes.

El espíritu de la ley, en el fondo, se orienta en el sentido de defender al público consumidor, evitando que éste adquiera productos que no son originales y además pueda identificar y asociar el producto con el verdadero productor.

Actualmente, nadie puede usar la palabra Champagne para designar ningún otro producto que no sea el Champagne Francés. Para ello, debe cumplir con una serie de requisitos de fabricación y solo puede provenir de la region reconocida por los productores de esta bebida espirituosa.

Los españoles, por su cercanía y con hábitos similares tuvieron que dejar de llamar Champagne a su vino espumoso y bautizarlo como CAVA, aun y cuando el método es el mismo y el sabor en algunas Cavas pueda ser mejor al de algunos Champagnes.

Con toda esta experiencia, los Tribunales franceses son de los más efectivos en la Unión Europea, en el combate a la competencia desleal y el parasitismo.

Los Tribunales no dudan un solo instante en prohibir la presentación de un producto cuando éste pretende confundir al público consumidor respecto al origen o cualidades del mismo.

Uno de los casos más interesantes sobre el particular, es aquel en el que la Sociedad Scotch Whisky (SWA), a mediados de los noventas, demandó a la empresa francesa SUPREX por la comercialización de un producto con la marca " Loch Glaner ", con una presentación similar a la que usa el  Whisky escocés y utilizando la figura de un león estilizado con una banda dorada, tipo escoces, en el centro de la botella.

Suprex pretendió modificar la marca eliminando la palabra LOCH, muy usada en el Whisky escocés, y proponiendo la comercialización del producto con la marca  " L. Glaner "

El Tribunal de apelación, con el objeto de asegurar la protección de la promoción del Whisky escocés, confirmó la sentencia del Tribunal de primera instancia en el sentido de que la empresa SUPREX incurrió en actos de competencia desleal y parasitismo por querer aprovechar la imagen de un producto tipicamente escocés para la comercialización de un producto de origen francés.

Por este interesante y justo fallo, la sociedad francesa Suprex fue condenada al pago de daños y perjuicios en favor de la  SWA.

Tendrán que estar muy atentas las empresas mexicanas con capacidad de exportación para evitar que productos, con imagen de México, sean comercializados por extranjeros, confundiendo al público consumidor  y haciéndole creer que consume un producto mexicano, con el riesgo evidente de que hasta le guste, porque para todo hay gustos.

La ley sirve para hacerla valer.

Les envía un cordial saludo

Lic. Luis Miguel Hernández
http://www.marcas.com.mx
Email: magritte@skynet.be


Comentarios
Comentario
Calificación
Bien por el tema, pero resulta sumamente corto, el tema da para mucho mas, deberá profundizarlo.
Atte: Ramón
Escribe tu comentario sobre este boletín
Comentario
Calificación