Boletín de Propiedad Intelectual en México y el Mundo

Home | Introducción | Marcas | Patentes | Derechos de Autor | Dominios | Nuestra empresa | Información adicional

Septiembre 13, 2001

Boletín #71

Barbie 1, pornografía y la propiedad intelectual

Por: Lic. Sergio Rodríguez Castillo

Un juez norteamericano llegó a una interesante conclusión: bajo los principios de la libre expresión de las ideas, "Barbie" puede posar desnuda en fotografías sexualmente explícitas y retratos artísticos. El fotógrafo Tom Forsythe explica que decidió utilizar la muñeca pues, en su opinión, representa "los ideales materialistas y sexistas de la cultura conformista y consumista norteamericana". El juez federal consideró que el derecho de libertad de expresión de Forsythe era de mayor jerarquía que los derechos de propiedad intelectual de Mattel.

Esta decisión representa un duro revés para la empresa titular de las marcas y derechos de autor sobre la famosa muñeca de 42 años de edad. Barbie, además de ser uno de los juguetes más exitosos de todos los tiempos, es sin duda un ícono de la cultura americana y uno de los activos intangibles más valiosos de Mattel. A fin de dimensionar el valor comercial de Barbie, basta decir que, si alineáramos todas las muñecas que se han producido desde su salida al mercado en 1959, darían siete vueltas a la tierra. El valor de la marca Barbie en el mercado se estima superior a los dos mil trescientos millones de dólares. Por todo ello, es fácil entender que Mattel lleve a cabo grandes esfuerzos a fin de proteger su propiedad (¿no haría usted lo mismo?)

¿Cómo ha logrado Mattel no sólo mantener sino incrementar el valor de su marca durante tan largo periodo de tiempo? Obviamente son diversos los factores que dan valor a una marca, tales como su posición de liderazgo dentro de su sector, los ingresos reales y estimados que generan los productos por ella identificados, la estabilidad o riesgo en su mercado, el monto de la inversión en publicidad, etc. 2 De entre estos factores, en esta ocasión me quiero enfocar a uno a veces olvidado pero que, sin duda alguna, incrementa el valor intrínseco de cualquier marca: su solidez para resistir los ataques de terceros. Dicho en otros términos, la capacidad del titular de la marca para defenderla cuando terceros la utilizan sin su autorización.

Según la Ley de la Propiedad Industrial, una marca es un signo visible que distingue los productos o servicios de un comerciante frente a otros de su misma especie o clase. Con base en lo anterior, vale decir que una marca sólo cumple su cometido y es valiosa cuando identifica nuestros productos frente a la competencia y, gracias a ello, son preferidos por los consumidores. Siguiendo con esta misma idea, si terceros sin autorización comenzaran a usar la marca, llegaría el momento en que, al no poder distinguir entre productos originales y "piratas", o no saber cuales son ofrecidos por el titular de la marca o con su autorización y/o licencia, los consumidores dejarían de confiar en la marca y con ello de comprar los productos que identifica. Así de grave puede ser el permitir o tolerar el uso ilegal de una marca.

Mattel es un excelente ejemplo de una empresa que no escatima esfuerzos en proteger la marca "Barbie". Además de tener la marca adecuadamente protegida 3 , y haber reclamado derechos de autor sobre el personaje de Barbie; Mattel no vacila en iniciar litigios contra aquellos que usan a Barbie sin su consentimiento. 

Ejemplos de la férrea determinación de Mattel de proteger su marca, son la acción iniciada en 1997 contra MCA Records y el grupo "Aqua" argumentando que la canción y el video "Barbie Girl" presentaban a Barbie de manera "inconsistente con la imagen que Mattel busca mantener en sus productos" al relacionarla con "desagradables temas sexuales y de otro tipo".

Hace apenas unos meses, Nissan lanzó un comercial en donde un muñeco "G.I. Joe" 4 , en su carro deportivo, seduce a una muñeca -que por coincidencia se parece a Barbie- quien prefiere irse con él y dejar a su novio (adivinó usted, quien es muy parecido a Ken). Acto seguido, Mattel demanda a Nissan, argumentando que ese tipo de comerciales proyecta una imagen promiscua de Barbie y dan la falsa impresión de que Barbie apoya los autos de esta compañía.

Asimismo, Mattel ha llevado a cabo -exitosamente- litigios para impedir que dominios de Internet incluyan la palabra Barbie, e incluso ha amenazado a prestadores de acceso a Internet (ISPs) con iniciar acciones en su contra por hospedar sitios que incluyan a Barbie o cualquier referencia a su mundo. 

Estos ejemplos nos dan una valiosa lección: registrar adecuadamente sus marcas es importante, pero es aún más importante defenderlas, no tolerando que terceros diluyan su distintividad y con ello mermen su valor en el mercado. Sólo haciéndolo podrán mantener e incrementar el valor de su propia marca.

La determinación de Mattel de proteger su propiedad intelectual le ha significado tener una marca sólida y valiosa que no es atractiva para los piratas, pues saben que a la empresa no le tiembla la mano para hacer valer la ley y defender sus derechos. Habrá quien pueda decir que Mattel ha ido demasiado lejos en el afán de proteger sus marcas. Tal vez, yo sólo le pregunto, con dos mil trescientos millones de dólares en juego, ¿qué tan lejos llegaría usted?

Les envía un cordial saludo,

Lic. Sergio Rodríguez Castillo

* * * * *

1 "Barbie" es una marca registrada propiedad de Mattel, Inc., o sus distintas subsidiarias en el mundo.
2 ¿Cuánto cree usted que valga su marca?
3 Las marcas no sólo se registran en una clase, sino que se deben registrar en todas aquellas relacionadas con los productos o servicios que identifica.
4 Marca registrada propiedad de Hasbro, Inc

Este boletín, las ideas y/u opiniones expresados en él, son exclusivamente con propósitos informativos, por lo que no deberá basarse en ellos o tomarlo como una opinión legal, ni tampoco usarla como evidencia legal para ningún propósito en particular. No se autoriza que ninguna parte de este boletín sea reproducido o transmitido en forma o medio alguno, ya sea electrónico, mecánico, fotográfico, archivado o de alguna manera guardado en sistema alguno que pueda ser accesado para su ulterior consulta, sin el previo consentimiento por escrito de Baker & McKenzie.

En caso de que tenga alguna duda o comentario en relación con el presente boletín, por favor no dude en contactar a nuestro grupo de práctica de Propiedad Intelectual/Tecnología de Información/Comercio Electrónico. Si desea mayor información o una reunión para definir la forma en que le podemos ayudar, por favor no dude en contactar al licenciado Sergio Rodríguez Castillo al teléfono (52-8) 399-1318, al correo electrónico sergio.rodriguez-castillo@bakernet.com o visite la página www.bakernet.com/ecommerce.

Derechos Reservados, ©; Baker & McKenzie Abogados S.C., Monterrey, México, 2001


Comentarios
Comentario
Calificación
es muy bueno
estan mal de la cabeza
es un juez muy inteligente, me gustaria ver a barbie follando con un tio real
estan locos se supone que esto es para niñas
estoy de acuerdo con el juez me gustaria ver a barbie follando con un tio real
SON UNOS PERVERTIDOS ESA DEBE SER LA EDUCACION QUE LES DAN A CADA UNA DE SUS HIJAS MENORES DE EDAD DE CADA TRABAJADOR DE SU EMPRESA.!NACOS|
es lo maximo
es un juez muy intiligente, me gustaria ver a barbie follando con un tio real
ESTA CON MADRE
bueno
la muñeca representa el tipo ideal de la mujer en cuanto a estética pero hay que ponernos pensar si es que es este el estereotipo perfecto para nuestras hijas ya que muchas de sus figuras representan a la mujer que se queda en casa y que esta al cuidado de los hijos, es decir se reproduce el esquema de una sociedad machista por medio de las figuras y la defensa de esta.
QUE LA PORNOGRAFIA NO ES BUENA PARA LOS NIÑOSSOLO PARA LOS ADULTOS
estoy de acuerdo en al derecho de expresiòn, pero por que corromper algo sano para nuestras pequeñas tinen 10,000 cosas mas por corromper. que falta de imaginaciòn
Escribe tu comentario sobre este boletín
Comentario
Calificación